Hemos aprendido a añadir archivos nuevos al repositorio, también hacer un commit que añada todos los cambios de una sola vez, pero no todos nuestros commits serán así de simples. Afortunadamente Git provee una herramienta llamada el área staging que nos da un control preciso sobre lo que queremos incluir en cada uno de nuestros commits. También aprenderemos a devolvernos en el tiempo, es decir, ver cómo lucía nuestro proyecto en versiones anteriores.

Mejora tus capacidades

Con un email a la semana, suscríbete hoy!